La uva es una fruta que es muy conocida en España. No podría ser de otra manera, ya que nos encontramos ante uno de los mayores productores de vino a nivel mundial. Además, para celebrar el año en España se comen 12 uvas.

No obstante, muy poca gente conoce los beneficios de las semillas de la uva, semillas que, por regla general, solemos desechar del fruto. Por ello, tirar las semillas de la uva es una mala idea. Por ejemplo, te podrías perder si lo haces un montón de antioxidantes, los cuales son vitales para retrasar el envejecimiento celular.

Los antioxidantes, además, protegen al cuerpo de los radicales libres los cuales son uno de los mayores culpables de que produzcan el envejecimiento de tejidos como el epidérmico, es decir, de la piel. No tiene sentido que te des cremas para rejuvenecer la cara a la vez que tiras las semillas de la uva a la basura. Al combatir el envejecimiento de la piel también combaten las arrugas y la aparición de manchas ligadas a la edad.

 

Ventajas, beneficios y propiedades de las semillas de las uvas

 

Las semillas de uva previenen la aparición de cataratas, lo cual es algo vital para las personas que empiezan a tener una edad más avanzada, ya que esta enfermedad (las cataratas) es muy común en personas ancianas, por lo que siempre será mejor prevenir su aparición que tener que operarse, con los riesgos que ello implica, aunque estos sean mínimos.

También refuerzan las defensas. Parece esto baladí, pero unas buenas defensas nos impiden contraer enfermedades que si es cierto que son débiles suelen ser recurrentes y muy molestas, como, por ejemplo, los resfriados. Además, no solo ahorrarás en resfriados, sino que fortalecerás tus pulmones y de esta forma serás menos susceptible a tener ciertas enfermedades del aparato respiratorio.

 

Otras propiedades

Las semillas de uvas son muy buenas a la hora de combatir a las bacterias. Las bacterias suelen acumularse en la boca, por lo que comer uvas hará que tengas una mejor salud bucodental, de tal forma que tendrás unas mejores defensas en una de las vías de entrada más importantes del organismo. Por este motivo, será menos probable que te pongas enfermo. Siempre será mejor prevenir que curar.

Además, la uva es muy buena para mejorar la circulación sanguínea, lo cual se debe a la presencia de ciertos componentes llamados proantocianidinas que actúan en los vasos capilares. De esta forma, los vasos capilares se mantienen robustos y fuertes.

Pero no solo hace que los vasos capilares sean fuertes, sino que mejora su flexibilidad. Previene la aparición de trombos.

 

Las semillas de uva tienen otras propiedades menos conocidas como, por ejemplo:

  • Como hemos dicho las uvas impiden la caída del cabello, pero no solo eso, sino que hacen que crezca más el pelo.
  • Las uvas impiden la aparición de enfermedades degenerativas, por lo que siempre es bueno comerlas para prevenir la aparición de estas mismas.
  • Las uvas y sus semillas son un alimento tan bueno para el corazón que los propios médicos lo recomiendan a las personas que han sufrido un infarto.
  • Además, las uvas impiden que se formen placas en las arterias.
  • Las uvas, a no ser que seas alérgico a ellas, no tienen contraindicaciones, por lo que podrás disfrutar de un gran aperitivo, aunque no sea fin de año. Además, dado que tienen un sabor muy dulce puedes dárselo a los niños en vez de chuches. De esta forma, lograrás que coman menos azúcares refinados. Es, sin duda, una gran idea.
  • Las semillas de uva y la propia uva siempre han estado ligadas al adelgazamiento, de hecho, hay una dieta que se llama la dieta de la uva.

 

Belleza y semillas de uva

Las semillas de uva como hemos podido observar no solo son buenas para nuestro cuerpo y salud, sino que también son buenas para nuestra autoestima y belleza. Esto se debe a que las semillas impiden el envejecimiento celular y, por ende, el de tejidos como el tejido epidérmico. Tener una piel joven hace que te veas más atractiva y joven, lo cual tiene sin duda un gran impacto psicológico en el sentido positivo que no en el negativo.

Las uvas no solo ayudan a las mujeres, sino que también pueden ayudar a los hombres. De hecho, diversos estudios científicos demuestran que el consumo de estas semillas ayuda a combatir la alopecia. Por ello, si empiezas a perder pelo puede que las semillas de uva sean la solución que estás buscando para que tu cabello vuelva a lucir como antaño.

 

 

¿Cómo se comen las semillas de uva?

Las semillas son muy fáciles de consumir, de hecho, lo mejor que puedes hacer es comerlas directamente junto con la uva, sin separarlas. No obstante, ten cuidado y no te atragantes, sobre todo si normalmente has comido uvas sin pepitas.

Recuerda que lo mejor es consumir una cucharada de semillas de uva al día, es decir, lo que equivale a, aproximadamente, a 12 uvas.

Además, comer la uva entera te reportará un gran beneficio y es que la uva es un alimento muy dulce que sabe muy bien. De esta forma, al tener tan buen sabor no te desanimarás y no perderás la costumbre.

Las uvas son un alimento muy agradecido pues las puedes mezclar con casi todo, como, por ejemplo, fresas, ensaladas o puedes hacer zumo con ellas, logrando zumo de uva, el cual no debes confundir con el vino. El zumo de uva es lo que conocemos como mosto.

 

¿Cuánto cuestan las semillas de uva?

Las semillas de uva se mueven en un rango de precio de entre 9 euros y 35 euros, aunque claro siempre dependerá de la calidad de la uva y de la cantidad. No obstante, siempre puedes comprar uvas y tomártelas semillas que vienen con la uva directamente. De esta forma, disfrutarás de un mejor sabor y podrás habituarte de forma más fácil al consumo regular de uvas.