Las semillas de sésamo no son un producto desconocido, sino que cada vez es más popular, ya que tendemos con el paso de los años a mejorar nuestra dieta y este es uno de los mejores alimentos que se conocen en la actualidad. Además, con la moda de lo eco se ha puesto muy de moda.

El nombre de estas semillas es el de Sesamun indicum y tienen un aspecto muy característico, ya que son pequeñas, en forma de óvalo y planas. Son, por tanto, muy fáciles de reconocer.

 

 

Estas semillas te pueden interesar:

 

Ventajas, beneficios y propiedades de las semillas de sésamo

 

Conviene señalar que las semillas de sésamo son una importantísima fuente de vitaminas, concretamente de vitaminas A, E, B (entre las que se encuentran la B1, la B2, la B3, la B6 y la B9. Tiene, además, muchas sales minerales como, por ejemplo, el calcio, el hierro, el fósforo, el sobre y el selenio, entre otros.

Las semillas de sésamo son las semillas que tienen más fitoesteroles vegetales, lo cual es perfecto para que el colesterol se absorba de forma adecuada y reducir las posibilidades de padecer ciertos tipos de cáncer.

Las proteínas de las semillas de sésamo contienen una gran variedad de aminoácidos esenciales, al igual que pasa con cierto tipo de legumbres, por lo que podremos aprovecharlo para crear sinergías y conseguir el plato perfecto, con todos los aminoácidos esenciales posibles.

Respecto a las grasas de las semillas de sésamo tienen omega 3 y 6, los cuales son muy beneficiosos para el organismo ya que son ácidos grasos esenciales. Estos ácidos grasos son muy beneficiosos para prevenir el riesgo de infartos y evitar problemas relacionados con el sistema cardiovascular.

Además, contienen hidratos de carbono y mucha fibra, lo cual permite depurar el organismo. Permite también mejorar el estado de salud de las mujeres postmenopáusicas y de las embarazadas. El sésamo también se conoce como ajonjolí.

 

¿Qué más beneficios nos ofrecen las semillas de sésamo?

  • El sésamo mejora los niveles de colesterol en sangre. Esto se debe a la lecitina, el cual es un ácido graso insaturado, que disuelve las grasas, lo cual reduce la posibilidad de sufrir un infarto. Además, debido a que mejora el sistema cardiovascular este funciona mejor lo cual permite que no se padezca tantas dolencias cardiovasculares.
  • La proteína del sésamo cuenta con 8 aminoácidos esenciales, lo cual es necesario para que nuestra dieta sea más completa. Proporciona también hierro elemento fundamental para que la sangre transporte oxígeno. Esta sal mineral es esencial para el ser humano.
  • Además, las semillas de sésamo cuidan el hígado y permiten prevenir las migrañas. Las migrañas son un dolor muy intenso y doloroso por lo que si podemos evitarlas mejor que mejor.
  • Pero, sobre todo el sésamo es fundamental para evitar ciertas enfermedades óseas, las cuáles son bastante recurrentes en las personas ancianas.
  • El sésamo previene el estrés y la ansiedad

 

El sésamo contiene triptófano, el cual al generar serotonina permite que los patrones de sueño se ajusten más a lo que necesitamos y que no estén marcados por el estrés. El sueño es la mejor herramienta para combatir el estrés y la ansiedad. No olvidemos que, por regla general, los problemas de ansiedad suelen aparecer después de un periodo largo de tiempo en el que se ha vivido con mucho estrés.

Además, la serotonina, también conocida como la hormona de la felicidad, no solo previene la ansiedad, sino que es la mejor manera de combatir la depresión. La depresión y la ansiedad son las grandes pandemias a nivel psicológico que experimentan los países más avanzados, ya que nuestra forma de vida hace que estemos sometidos a una presión anti natural y a un modo de vida muy poco natural.

De hecho, como señalábamos, este problema se da sobre todo en los países más avanzados, en los que predominan los trabajos de oficina de alto estrés, como puede ser la abogacía, el de los brokers, el de los médicos etc.

Combatir el estrés es una exigencia de la vida moderna, no es algo que podamos evitar, ya que de lo contrario acabaríamos locos. Por ello, contar con un buen aliado como el sésamo es una gran noticia.

Además, tanto el sésamo como el aceite mejoran la salud de nuestra boca. Esto se debe a que remueven la placa de los dientes y los blanquean. Diversos estudios apuntan en este sentido y añaden que enjuagar tu boca con aceite de sésamo permiten reducir ciertas bacterias de tu boca, responsables tanto de la aparición de gingivitis como de placa.

Hay que tener en cuenta que con apenas 100 gramos de semillas podremos tener la dosis necesaria de minerales y de vitaminas, así como de proteínas.

 

Contraindicaciones de las semillas de sésamo

 

Las semillas de sésamo presentan las siguientes contraindicaciones:

  • Se puede tener alergia al sésamo y además, como muchas veces tiene trazas de otros alimentos, en especial de frutos secos, legumbres y cereales, puede producir alergias. Hay que tener cuidado.
  • En el embarazo no es recomendable consumir sésamo, ya que contiene un tipo de fitoestrógenos que pueden dañar al feto.
  • Cuando se tiene diarrea no hay que consumir sésamo pues tiene efecto laxante.
  • No se sabe como afecta a los menores de 6 años, tampoco como afecta a personas que tienen problemas en el hígado o en los riñones.

 

¿Qué precio tienen las semillas de sésamo?

 

Las semillas de sésamo son muy baratas apenas cuestan un par de euros, por lo que es un alimento accesible a todo el mundo. Recomiendo incluirlo en la dieta ya que a ese precio es difícil encontrar un alimento tan rico en nutrientes, en vitaminas y, en definitiva, que te haga ganar tanto en salud.

El sésamo es fundamental en una dieta que quiera ser rica, variada y sobre todo saludable. Siendo tan barato y previniendo tantas enfermedades no consumir sésamo es una tontería.

Eso sí, recuerda ver las contraindicaciones no vaya a ser que estés dentro de uno de los grupos que no pueden consumirlos.