Semillas de comino blanco

 

El comino es un grano que se obtiene de la planta del comino. Hay que tener en cuenta que es una especia que se conoce desde hace muchos años y que ha sido utilizado como remedio natural desde hace muchos años.

De hecho, el comino ya aparece mencionado en la Biblia, por lo que imagínate si se conoce desde hace años. El comino tiene una peculiaridad y es que es una potente especia que puede mejorar y mucho el sabor de nuestros platos. No obstante, el sabor es fuerte por lo que conviene no abusar de él.

 

Otras semillas que te pueden interesar del mismo grupo y comestibles:

Ventajas, beneficios y propiedades de las semillas del comino

 

Las semillas del comino son muy buenas en lo que se refiera a mejorar la higiene bucal. Esto se debe a que mata a las bacterias, lo cual es bueno no solo por eliminarlas a estas, sino porque también permite combatir el mal aliento y enfermedades como la gingivitis. Además, ciertos estudios demuestran que el comino también ayuda a prevenir el cáncer, por lo que siendo esta tristemente una enfermedad tan recurrente en la actualidad siempre será mejor protegernos todo lo que podamos de ella.

El comino es una especia muy aromática que permite abrir el apetito y que combate enfermedades como las provocadas por los parásitos intestinales, lo cual se debe a que cuenta con aceites aromáticos.

Ciertos estudios han relacionado el consumo de comino con ciertas mejorías en la diabetes, ya que este posee propiedades antidiabéticas, como, por ejemplo, el hecho de que mejora el nivel de azúcar en sangre. No solo eso, también mejora los niveles de triglicéridos.

Otra peculiaridad de esta especia, las semillas de comino, es que nos ayudarán a combatir la anemia. Normalmente, la anemia se produce por falta de hierro y esta especia es muy rica en ella, por lo que dificulta la aparición de la misma.

Las semillas de comino son muy buenas, al igual que los aceites de comino los cuales tienen un efecto bastante sedante, por lo que no solo podrás eliminar el estrés y la ansiedad de tu cuerpo, sino que podrás conciliar mejor el sueño.

 

Otros beneficios del comino

Las semillas de comino se utilizan en otros ámbitos, como, por ejemplo, el de la aromaterapia. El comino huele muy bien y puede usarse para tratar ciertos trastornos de nerviosos como, por ejemplo, las migrañas. También puedes utilizar los aromas del comino con el fin de tratar ciertos problemas de circulación.

Respecto a las mujeres el comino puede ayudar a aumentar el tamaño de los senos, lo cual se ha demostrado científicamente. Para este fin lo mejor es usar infusiones de dos gramos, es decir, menos de una cucharadita. Además, mejora el incremento de la secreción de leche por lo que es ideal para mujeres que tengan en casa un bebé lactante.

¿Cómo consumir o comer semillas de comino?

 

El comino se puede consumir de varias maneras, aunque lo más frecuente es:

 

  • Usar el comino en polvo: el comino en polvo se puede hacer moliendo las semillas de comino.
  • Se puede usar en infusiones, las cuales son recomendables para mejorar las digestiones. Si has comido en exceso y piensas que vas a tener una digestión pesada tomarte una infusión de comino es la mejor idea que podrías tener.

 

Contenido nutricional de 100 gramos de semilla de comino

  • Por cada 100 gramos de semillas de comino podrás encontrar:
  • 498,6 miligramos de fósforo
  • 930,7 miligramos de calcio
  • 1787,5 miligramos de potasio
  • 365,5 miligramos de magnesio
  • 1,5 miligramos de grasas saturadas
  • 66,20 miligramos de hierro

Contraindicaciones de las semillas de comino

Las semillas de comino tienen efectos adversos, como todo, ya que no existe ningún producto que no tenga contraindicaciones:

  • No debe consumirse en caso de que se tenga diabetes.
  • Si tienes alergia al comino, también tendrás alergia a las semillas de comino, por lo que ni te acerques a ellas.
  • Las mujeres que tienen menstruaciones abundantes no deben comerlo ya que incrementa el sangrado.
  • Los aceites esenciales no deben usarse en niños que tengan menos de 6 años.

 

Beneficios de las semillas de comino negro

 

Una de las ventajas más evidentes de este tipo de semillas es su acción contra el colesterol. Combate el denominado colesterol malo, es decir, el responsable de la mayoría de problemas cardiovasculares.

Además, el comino negro es esencial a la hora de combatir la tos seca y ciertas alergias, por lo que si tienes problemas de índole respiratorio lo mejor que puedes hacer es tomar una cucharada de aceite de semillas de comino negro.

El uso de aceite de semillas de comino negro es un buen remedio para combatir la psoriasis ya que fortalece la piel. Además, no solo la fortalece, sino que la suaviza. A modo de curiosidad señalar que el comino negro combate el exceso de metales pesados en el cuerpo. También es un buen remedio para combatir la adicción a la morfina.

Al igual que el comino también combate el insomnio. Resulta de vital importancia combatir el insomnio puesto que la falta de sueño provoca mucha ansiedad. Por este motivo, hallar un buen remedio contra el insomnio es, sin duda, una buena noticia.

Además, como hemos dicho al contener fitoquímicos permite retrasar la aparición del cáncer.

 

¿Cuánto cuestan las semillas de comino?

 

Las semillas de comino son bastante baratas pudiendo encontrarlas, en función de la cantidad y la calidad de las mismas, en una horquilla entre los 2 y los 10 euros. También existen aceites esenciales de comino, pero al tener que haber sido tratados esto ha hecho que su precio se incremente, por lo que son más caros.