El albaricoque, el cual no debe confundirse con el melocotón, es una fruta la cual tiene muy buen sabor y es muy apreciada por todo el mundo. De hecho, esta fruta es excepcional no solo por su sabor, sino porque es muy útil a la hora de prevenir ciertas enfermedades y de tener una dieta saludable.

La fruta del albaricoque no debe confundirse con el melocotón, ya que al primera es más pequeña y el tacto es más suave y aterciopelado. El sabor es muy bueno y realmente sabroso.

No obstante, el albaricoque no solo es muy buen fruto por su contenido carnoso, sino también por sus semillas. En este artículo te contaremos todo acerca de las semillas de albaricoque.

 

Te puede interesar estas semillas comestibles:

Ventajas, beneficios y propiedades de las semillas de albaricoque

Las semillas de albaricoque son las pipas que se encuentran en el interior del albaricoque. Tienen una forma que en muchas ocasiones recuerda al fruto del almendro. No obstante, lo más destacable de estas semillas es sus alucinantes propiedades nutricionales.

Estas semillas presentan un alto contenido en vitamina B17, la cual es un poderoso antioxidante. Los antioxidantes son necesarios en nuestra dieta para retrasar el envejecimiento celular provocado por la oxidación.

Además, estas semillas permiten aumentar las defensas, lo cual es muy necesario para aquellas personas que tienen facilidad en ponerse enfermas. De esta forma, evitaremos enfermedades débiles y recurrentes que son muy molestas como, por ejemplo, los resfriados.

Además, las semillas de albaricoque contribuyen a que la piel esté en un estado más saludable, por lo que no tendremos que temer nada en el caso de ciertas enfermedades derivadas del exceso de grasa como puede ser la seborrea o los eccemas.

Al igual que las semillas de loto ayudan a reducir la presión arterial. Tener una buena tensión arterial ayuda a que ciertas enfermedades cardiovasculares se relajen y no tengas que sufrir sus consecuencias adversas, como, por ejemplo, aquellas derivadas de una mala circulación sanguínea.

Las semillas de albaricoque también son buenas para aliviar el estreñimiento. Esto se debe a que al ser semillas tienen mucha fibra, lo cual hace que el tracto intestinal se limpie.

 

Otros beneficios de las semillas de albaricoque

Conviene conocer un hecho bastante significativo de las semillas de albaricoque y es que presentan propiedades anticancerígenas. El cáncer es una de las enfermedades más peligrosas que existen y es de terrible actualidad. Con el aumento de la esperanza de vida y la artificialidad de la vida moderna, esta enfermedad se está expandiendo a un ritmo alarmante. Por este motivo, comer semillas de albaricoque puede ayudar a prevenir el cáncer.

 

Contraindicaciones de las semillas de albaricoque

Conviene saber que las semillas de albaricoque no son del todo benignas si se consumen en grandes cantidades. Esto se debe a que las semillas son ricas en laetril y amigdalina las cuales son descompuestas por nuestro sistema digestivo convirtiéndolas en cianuro.

Recuerda que el cianuro impide que las células reciban oxígeno, por lo que a pesar de que puedas respirar no llegará oxígeno a tus células y morirás asfixiado. No obstante, para que esto suceda realmente tienes que consumir cantidades exageradas de este alimento o consumirlo durante todos los días durante muchos años. Si lo consumes de forma responsable no sucederá nada.

Resumen nutricional

Por un cuarto de taza de semillas de albaricoque podemos encontrar:

  • 160 calorías
  • 14 gramos de grasa de los cuales solo uno es saturado
  • Nada de colesterol
  • 7 gramos de hidrato de carbono
  • 2 gramos de azúcares
  • 5 gramos de fibra
  • 7 gramos de proteínas
  • En 100 gramos de semillas de albaricoque encontraremos 4 miligramos de vitamina E

 

¿Hay semillas de albaricoque bajas en cianuro?

Señalar que mucha gente se preocupa por el contenido en cianuro de esta fruta. No obstante, conviene señalar que hay variedades que son más bajas en cianuro, por lo que si quieres sentirte más seguro esta es la mejor opción.

Respecto al sabor, conviene sabor que las semillas pueden ser consideradas como dulces o amargas. No obstante, aún en las dulces se aprecia cierto sabor amargo. Por este motivo, sino te gustan mucho los sabores amargos quizás estas semillas no sean lo mejor para ti.

 

¿Curan el cáncer?

En los años 50 se empezó a usar la amigdalina como remedio para cierto tipo de cánceres. No obstante, años después se dejo de usar por ser ineficiente. Esta retirada del mercado fue vista por algunos como un movimiento estratégico de la industria farmacéutica para que el cáncer no se curara y siguiera siendo una enfermedad cara de tratar.

Sin embargo, la verdad es que realmente la amigdalina no destruye las células cancerosas. Además, cuando este compuesto es descompuesto por el estómago genera cianuro que, como sabrás, es un potente veneno que puede llegar a ahogarnos. Por este motivo, solo se debe consumir en pequeñas dosis y no verlo como un remedio anti cáncer, ya que no lo va a curar.

Forma de preparar las semillas de albaricoque

Una forma de preparar estas semillas es combinarla con otras plantas, como, por ejemplo, la hoja de la mora. Algunos ensayos médicos chinos han demostrado que usar pasta de semillas de albaricoque puede hacer que la bronquitis crónica sea menos dolorosa y molesta.

Las semillas de albaricoque no las venden en todos los países del mundo porque en algunos están prohibidos por lo comentado en relación al cianuro.

 

¿Cuánto cuestan las semillas de albaricoque?

Las semillas de albaricoque cuestan unos 20 euros. Es un producto caro ya que normalmente hay cierta reticencia en los gobiernos a aprobar los fármacos que contiene este producto. No obstante, como hemos dicho con anterioridad en pequeñas dosis es un alimento totalmente seguro así que no tienes que preocuparte de nada.